UNA DISCULPA ACERTADA. MI ABUELO CONFIESA UN SECRETO | ELIGE TU PROPIA AVENTURA | LIBRO ONLINE: DENTRO DE LA CUEVA

-->
ESTAMOS EN CONSTRUCCIÓN
DISCULPEN LAS MOLESTIAS



INTRODUCCIÓN: El Libro Juego Online "Elige Tu Propia Aventura Online" comienza con una aventura de ti mismo siendo niño, y avanza hasta que alcanzas la mayoría de edad, ahí es cuando se convierte su lectura en una verdadera delicia. Una historia repleta de misterios, magia, amor y pasión.

RECUERDA: Para poder leer este libro debes comenzar por el inicio del juego, si has llegado a una página diferente accede desde Aquí



UNA DISCULPA ACERTADA. MI ABUELO CONFIESA UN SECRETO



Abuelo siento mucho lo ocurrido, de verdad, no era mi intención, es que cuando comencé a pintar de blanco me aburrí, y pensé que dibujando en celeste podría quedar muy bonito en la pared. La próxima vez te preguntaré si puedo pintar algún dibujo bonito ¿vale?


Baúl Misterioso
Baúl Misterioso


LLEGÓ LA HORA DE ABRIR EL BAÚL MISTERIOSO


Mi abuelo me tomó entre sus brazos, y me dio un beso. Así el malentendido quedó aclarado o así lo supuse yo. Mi abuela se acercó y me aconsejó que fuera a ducharme, ya que eran las diez de la noche siendo la hora de cenar.

Yo muy callado subí las escaleras para ir al baño que había en la segunda planta de la casa. Al entrar para comenzar a ducharme escuché a mis abuelos hablando en un tono de voz un poco más elevado que de costumbre. Yo entreabrí un poco la puerta y comencé a escuchar.

- No me puedo creer, como ha podido John encontrar el baúl ¿pero no lo habías guardado bien? - dijo mi abuela.

- Y lo guardé Sara, pero al buscar los botes de pintura en el desván, tuve que remover las cosas, y entre ellas el baúl. 

- John no debe saber nada más, así no nos arriesgamos a perderlo ¿Lo comprendes Chris?

- Sí, lo comprendo Sara, pero creo que él ha visto ya demasiado. En la pared ha dibujado un país en azul celeste, y una oveja que le decía que era el elegido.

- ¿Qué? ¡No puede ser!

- Sí, Sara.

Yo cerré, la puerta muy sigilosamente, con el corazón bombeando a mil por horas ¿entonces aquel sueño había sido verdad? ¿Que había dentro de aquel misterioso baúl? Esta noche lo averiguaremos. 

Tal como me dijo mi abuela me duché, me puse mi chandal, e incluso utilicé colonia para oler bien, y así asistir a la cita aventurera con mi abuelo.

Una vez listo y guapo bajé a la cocina. Aproveché mi inteligencia para hacerme el nuevo, cómo si no hubiera escuchado nada de la conversación mantenida entre ambos hace uno instantes. 

Saludé haciéndome notar y me senté en la mesa para cenar, mientras mi abuelo subía hacia la ducha para ponerse el también guapo y limpio. Mi abuela parecía que no me quería regalar ni una sola miraba, e incluso en mi interior sentía su tristeza y miedo.

Al cabo de un rato bajó mi abuelo, y yo mientras para despistar mis verdaderas intenciones me puse encima de la mesa del salón a jugar con unos cochecitos de juguete mientras esperábamos la deliciosa cena de mi abuela. Que por cierto las recetas las saca de una web que se llama Recetas de la Abuelas, o algo así.

Mi abuelo bajó, por fin, y se sentó en la mesa. Yo miré el reloj, y me percaté que hoy íbamos a cenar un poco más tarde de lo previsto, porque eran las once de la noche. ¡Que bien, ya sólo quedaba una hora para descubrir el gran misterio del baúl en el desván!

Mi abuela puso la cena, y cenamos en silencio. Nadie terció palabra, ni siquiera yo, ya que estaba tan nervioso que no sabía nada más que imaginar lo que habría dentro de aquel objeto extraño.

A las doce menos cuarto terminamos de cenar, mi abuela comenzó a recoger los platos y mi abuelo me miró con una extraña mirada. Además, me dijo:

-John, estás dispuesto a correr el riesgo que pueda conllevar el poder ver el contenido de dicho baúl.

Yo asentí con la cabeza y bajándome de la silla me puse en camino hacia el desván. Mi abuelo tomó dos velas, las cuales encendió en la misma puerta de la habitación. Entramos en aquella oscura sala, esta mañana iluminada por la luz del sol.

Una vez dentro de aquella oscuridad, el reloj del salón que se encontraba ubicado en la primera planta de la casa, se dejó escuchar de forma muy penetrante notificando que era la hora, ya daban las doce en punto de la noche. 

Mi abuelo me cogió de la mano, y juntos avanzamos hasta ponernos frente al baúl. Metió la mano en su bolsillo y me mostró una nota con unas extrañas palabras. Me dijo que las pronunciara en voz alta. Así, lo hice, y el milagro ocurrió. 

De repente, del baúl comenzó a salir una intensa luz amarilla y blanca que inundó todo el desván y la puerta de entrada se cerró del golpe, de un portazo. Yo sentí mucho miedo, así que me agarré a mi abuelo, aunque el pobre supongo que tendría el mismo miedo que yo. Cerré fuertemente los ojos y no los abrí hasta que mi abuelo me hizo una señal para que los abriera. 

Ahora todo estaba a oscuras de nuevo, pero sin embargo, algo había cambiado, el cerrojo del baúl había saltado. Ahora estaba abierto.

                        Abro el baúl                           No abro el baúl

    

COPYRIGHT © LIDIA M.Y./ Foto Por Cortesía: Fotolia
RED DE BLOGS "GRUPO LM"

Te invitamos a visitar:


Red de Blogs "GRUPO LM"


Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

ESTAMOS EN CONSTRUCCIÓN : LIDIA M.Y. ~ Red de Blogs "GRUPO LM"

ARTÍCULO: UNA DISCULPA ACERTADA. MI ABUELO CONFIESA UN SECRETO PUBLICADO POR: LIDIA M.Y. "GRUPO LM" . Red de Blogs "GRUPO LM" 0 COMENTARIOS: ARTÍCULO: UNA DISCULPA ACERTADA. MI ABUELO CONFIESA UN SECRETO
 

0 comentarios:

Publicar un comentario